Criterios y algunas pautas para la buena praxis

 

 

Asumir las propuestas del modelo de atención centrada en la persona (ver decálogo), implica que hemos de trasladarlas a los cuidados y atención cotidiana.

 

Aquí encontrarás algunos criterios y pautas de buena praxis que pueden resultar de ayuda para orientar las atenciones e intervenciones profesionales desde este enfoque.


 

 

I.Para desarrollar la autonomía de las personas

 

 

  • Conocer a la persona, apoyar su identidad y proyecto de vida

 

  • Favorecer la elección y el control sobre el entorno (sentido de autoeficacia).

 

  • Poner en valor a la persona y relacionarse desde las capacidades

 

  • Conciliar seguridad, autonomía y bienestar emocional

 

 

Leer más…

 

 

 

II. Para proteger la intimidad

 

 

 

  • Garantizar el máximo respeto y trato cálido en los asuntos más íntimos.

 

  • Proteger la confidencialidad en el manejo de la información personal

 

 

Leer más…


 


III. Para lograr un entorno positivo

 

 

 

a) Un espacio físico accesible y significativo

 

 

  • Lograr un ambiente físico que ofrezca “sensación de hogar”

 

  • Procurar un espacio accesible y orientador donde las personas se sientan tranquilas, seguras y cómodas.

 

  • Procurar un ambiente significativo que estimule a la actividad y a la interacción.

 

  • Facilitar la elección y participación de las personas

 

 

Leer más…

 

 

b) Actividades con sentido

 

 

  • Identificar actividades que estimulen a cada persona

 

  • Facilitar que las personas decidan sobre su actividad cotidiana

 

  • Integrar lo terapéutico en lo cotidiano

 

  • Apoyar la participación de las personas con mayor deterioro

 

  • Encontrar las mejores opciones

 

 

Leer más…

 

 

c) Relaciones con los demás y en contacto con la comunidad

 

 

  • Facilitar la participación y colaboración de la familia

 

  • Promover relaciones más allá de la familia

 

  • Vivir y ser parte de la comunidad

 

 

Leer más…

 

 

d) Los profesionales y la organización

 

 

  • Entender el buen cuidado desde el empoderamiento

 

  • Reconocer y fortalecer las competencias clave

 

  • Sensibilizar. Vencer temores y resistencias

 

  • Acompañar a los profesionales en los cambios

 

  • Lograr una organización flexible al servicio de las personas

 

 

Leer más…

 

 

 

Para contactar

 

© Todos los derechos reservados.